Cómo mantenerte motivado y conseguir tus objetivos

Nos está costando hacer grandes cambios ante las indecisiones sobre los caminos que tomar en nuestras vidas ahora mismo… o sea, que estamos estancadísimos!! Por eso nuestra ausencia. Pero yo personalmente no puedo estar sin este blog, no no y no! No puedo estar sin escribir y no puedo estar sin crear. Aunque no sepamos muy bien por dónde tirar (por algunos cambios que hemos experimentado últimamente como falta de trabajo, dudosa ubicación de estancia, falta de money, etc) no quiero dejar que mi vida vaya por el camino en el que me dejo arrastrar por la corriente y hacer lo que la corriente hace. Quiero saber cuando salirme de la corriente para subir la montaña de nuevo campo a través. Aunque esto suene muy cursi, soy la típica persona que sueña despierta todo el tiempo, lo malo es que muchas veces esos sueños se ven mermados por indecisiones, inseguridades y miedos.

Esto es un rollo patatero porque el blog que tanto cariño tengo y que parece que de vez en cuando empieza a dar sus frutos, se ve afectado y tenemos que volver a empezar. Pero se acabó, nueva era. Por eso durante estos días he estado buscando la forma de mantenerme motivada y de aprovechar el tiempo, ya que veía que las horas pasaban delante del ordenador y no estaba haciendo nada de nada, por eso si estáis pasando por un mal ratillo y necesitáis sacar lo mejor de vosotros algunos de estos consejos creo que os vendrán tan bien como me han venido a mi.

giphy

1. Sal a hacer deporte: Todos mis amigos te podrían decir que soy una pesada insistente en este tema y que seguramente ofrezco este consejo como solución a muchos problemas, pero es que ¡es verdad! Hacer deporte te ayuda a despejar la mente, a salir de la rutina, a gastar calorías… En serio, pruébalo! Coge un día que estés desgastado o desganado, no sepas por dónde tirar y ponte las zapatillas de deporte y algo de ropa cómoda y sal a correr! (Ahora no tienes excusa porque hace muy muy buen tiempo, mira el sol ahí fuera esperándote!). Si le damos a nuestro cuerpo un poco de movimiento nos sentiremos más activos y dinámicos y esto afectará positivamente a nuestro estado de ánimo. Cuando vuelvas a casa después de ese rato verás las cosas con otro cristal.

2. Hacer lista de pros y contras sobre nuestros objetivos: ahora mismo ando muy muy perdida sobre qué camino seguir: ¿debería cambiar de ciudad, probar en otro sitio? ¿Quiero dedicarme para siempre a esto? ¿Me lanzo en otro ámbito que me guste? Mil preguntas que me surgen a cada segundo y, si me lo permito, cada segundo esa nueva idea será mi objetivo soñado. Así es imposible centrarse y saber hacia dónde quieres ir. Por eso hice una lista de los diferentes caminos que me atraen y que es posible que coja, hice los pros y contras de cada uno y aclaré bastante qué me venía mejor en este momento y cómo podía conseguirlo.

3. Fracciona los pasos que tienes que seguir para conseguir esos objetivos: Para poder llegar a la meta hay que hacer primero el camino y el camino puede ser un ardúo sendero de sudor y lágrimas. Hasta llegar al final de ese objetivo que te has planteado hay que trabajar a diario y cuando no hacemos un “plan” de cuáles son los pasos a seguir para conseguirlo podemos perdernos y estar en el punto anterior: vuelven a surgirnos dudas de a dónde queremos ir. Por eso hazte un plan, si te has planteado en dos meses conseguir un trabajo en Laponia entonces hazte un plan durante dos meses de qué tienes que hacer a diario para conseguirlo. ¡Esto está hecho!

4. Ponte horarios: Durante el día mi opinión sobre cosas que hacer puede cambiar mil veces. Como os he dicho antes, soy una soñadora incansable y, si no estoy metida en algo, estoy soñando con hacer mil cosas. Pero el final del día llega y no he hecho absolutamente nada. ¿De qué me sirve soñar si no avanzo? Por eso ponerme horarios y hacer una lista de las cosas que hacer me mantienen fuera de distracciones y enfocada en lo que realmente quiero. Puede ayudarte a decir que no a oportunidades que surgen y que te apartan del camino que te habías marcado seguir.

 

5. Sé paciente: Habrá días que creas que no has conseguido nada y que nada está avanzando, ¡pacieeeeeeeeeeeeencia! Todo llega y el trabajo duro tiene su recompensa.

6. Lee artículos motivacionales: Esto en principio puede parecer una tontería pero qué va, te ayuda a mantenerte centrado, a no olvidarte de que lo que estás haciendo es porque quieres conseguir ser feliz, ese es el camino que tú te has marcado y leer este tipo de artículos (como los de este blog: El universo de lo sencillo) te ayuda a centrarte.

7. Quiérete: este debería ser el paso número uno (y el dos y el tres y el cuatro…), esta es la clave de todo. Si te enamoras de ti estarás enamorado de la vida, de lo que te rodea, de lo que haces, de lo que quieres, disfrutarás cada segundo y ninguno de los pasos anteriores será realmente importante. Porque éstos son sólo una guía para ayudarte a reconducir tu vida si has caído en algún agujero recientemente, pero que no servirán de nada si no te quieres. Así que mientras piensas, te pones horarios y decides qué es lo que quieres hacer y a dónde ir, empieza a quererte

Por lo pronto nos veremos aquí todos los lunes y los miércoles. Sí chicos, queremos que esto sea una cita y no quiero que faltéis! También muy pronto os daremos la sorpresa de alguna nueva sección con colaborador nuevo incluido! Y si no os queréis perder ninguna de las novedades, no olvidéis suscribiros a nuestra newsletter donde una vez a la semana os enviaremos un resumen de los últimos contenidos!

Mil gracias por leernos y hasta el lunes!

Abi
abi@diyambo.com
4 Comentarios
  • Nazaret · Misterios DECO ·
    Escrito a las 09:41h, 01 junio Responder

    Yo pienso que esto nos pasa a todos Abigail. Yo, de todos tus consejos me quedo con la paciencia y con la perseverancia. Me identifico mucho con lo de soñar despierta porque yo también lo hago mucho. Qué buen rollo da, ¿verdad?. Pero luego resulta que se te fue el día planificando e idealizando pero sin dar ningún paso que te ayude a lograrlo. La cosa está ahí. En mover el culo y dar los pasos necesarios. En eso ayuda mucho marcarse objetivos, definir una estrategia e irla cumpliendo poco a poco. Siento que la situación económica no ayude. En eso te entiendo mucho pero todo mejora 🙂 Tienen un proyecto bonito chicos así que ánimo, ¡mucho ánimo! Un abrazo.

  • Marina
    Escrito a las 10:05h, 01 junio Responder

    Muy bien explicado. Hace cinco años yo estaba en ese punto, y una y otra vez vuelvo a ese punto. Pero los objetivos a corto y medio plazo son los que hacen seguir adelante, los pequeños logros llevan a otros más grandes, y a veces vuelves a verlo todo gris. Por eso hay que ser optimista, mirar atrás ver el camino recorrido, mirar fuera, ver cómo otros que empezaron un poco antes lo consiguen y decirte si otros pueden yo también.

  • Abigail Mera
    Escrito a las 10:22h, 01 junio Responder

    Sí, soñar está genial (y no tengo pensado dejar de hacerlo! :P) pero todo en su justa medida es bueno y pasarse la vida soñando no adelanta nada si no te mueves y pones en práctica esos sueños. Muchas gracias Naza por tu comentario! Un abrazo!

  • Abigail Mera
    Escrito a las 10:25h, 01 junio Responder

    Sí, así es. "Caminante no hay camino, se hace camino al andar", pero a veces te pierdes y si todo se pone en tu contra la positividad desaparece… por eso a veces hay que sacar las fuerzas de dónde sea! Gracias Marina ! :*

¡Escribe un comentario!